RSS

De cita con la ginecóloga


Creo que era de un monólogo donde decían que sólo por llevar una bata blanca si te dicen que te desnudes no hay ningún problema, pueden pedirte lo que sea y toquetearte que tú te dejarás hacer. Visto así es un poco radical pero descontextualizando la escena en esencia es eso...

Entras en la consulta, te piden tus datos, te preguntan qué protección utilizas, si has tenido hijos, cuanto duran tus reglas y a continuación te dan una bata abierta por detrás y cierran las cortinas para que te tumbes en la camilla. Te quitas la ropa de cintura para abajo y como previamente sabrías de esta cita... te has preparado para la ocasión por supuesto ¡esta vez no me pillan "con estos pelos"! (nunca mejor dicho ^^U). Bueno, tienes a una señorita a los pies de la camilla preparando lo que Dios quiera que sea eso (porque ella puede decir misa pero tú no llegas a ver qué es, ni creo que te apetezca mirarlo) y te insta a que te relajes después de haberte tenido haciendo una suerte de coreografía country con tus piernas para ponerlas en la posición más cómoda (sí, sí...) pues eso, que te relajes. Pones la mente en blanco y te dejas llevar... pero qué va, brusco y frío (literalmente) y con una chica a la que acabas de conocer.
"¿Te molesta?" "qué si me molesta?! j****! qué **** estás haciendo ahí abajo?! me cago en (...)" mejor no: "...un poco... jeje". Ciertamente, creo recordar que la última vez no dolió tanto o es algo que decidí borrar de mi mente, como tantas otras cosas dolorosas.
Y termina aquello, te vistes furtivamente caso que alguien entre... y que no es muy cómodo tener a tu interlocutor al otro lado de la cortina y tú sin pantalones, seriedad por favor. Oyes cómo se lava las manos. Te sientas a la mesa, le pides consejo, te receta lo que te tenga que recetar, gorroneas muestras gratuitas con permiso y cuando te vas a ir te dice su nombre. Qué menos (!) después de compartir este momento de intimidad. Me pregunto si tendría que verla en la camilla para que quedara la cosa equilibrada, sólo es un pensamiento en coña para relajar la mente.

Llego a la estación y un negro en la oscuridad (agazapado en un rincón) me da un minisusto... entregándome un papelito con un vidente cúralo-todo anunciado. En el tren entra un cantante improvisado que empieza con el "bésame... bésame mucho...". Llego a clase y hay un chico metido en el armario. Terminan las clases. Vuelvo a casa. Los ascensores no funcionan... toma nueve pisos a pata con la mochila a cuestas ¿cuando fue la última vez que subí andando?
En fin, por suerte Yolanda no me tocará hasta dentro de tres años...

0 mensajes telepáticos:

Copyright 2009 Escucho la llamaaaada de los Gnomos.... All rights reserved.
Free WPThemes presented by Leather luggage, Las Vegas Travel coded by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy